Los artículos 
Hi-Tech
Los automóviles
El business y las finanzas
Los electrodomésticos
La casa y el apartamento
La medicina
La moda y el estilo
La psicología
Diferente
El deporte
El turismo
La técnica digital
La psicología de la persona   La psicología de las relaciones   
La navegación
La publicidad

























Como gustar a la muchacha

¡Os acuerden solamente de la primera cita! ¡Como queríais gustar a la muchacha! Con que estremecimiento fijabais el lugar y el tiempo del encuentro. ¡Y todo parecía simplemente y fácilmente! Pero aquí estos minutos de la espera y la agitación, que pulsan en sus sienes y no se permiten reconcentrarse …
Как понравиться девушке ¡Os acuerden solamente de la primera cita! ¡Como queríais gustar a la muchacha! Con que estremecimiento fijabais el lugar y el tiempo del encuentro. ¡Y todo parecía simplemente y fácilmente! Pero aquí estos minutos de la espera y la agitación, que pulsan en sus sienes y no se permiten reconcentrarse …
Estos minutos, que se tiran eternamente en la alarma de la espera de aquella única muchacha amable y, que querríais al principio gustar, luego verse una vez más, y después dedicar toda la vida. Que no siempre es así que la primera cita se hace por el comienzo de las relaciones largas serias, que acaban por la boda y la creación de la familia; ¡es con todo los momentos muy responsables en la vida de cada persona, especialmente el muchacho! Ya que su autoestima, de hombre, depende directamente de la habilidad de gustar a la muchacha.
¡Sobre la primera cita podéis mirar al fin, si de que sois dignos, capaces de gustar a la muchacha, podéis creer en y doblar las montañas, con tal de que cerca de usted había su musa!
¿Cómo causar la impresión positiva al primer conocimiento? ¿Que es necesario hacer para atraer su atención, gustar a aquella muchacha única e inolvidable? A todo es conocida la sabiduría popular: "el Hombre quiere por los ojos, y la mujer - las orejas". Sin embargo, no vale la pena subestimar la habilidad femenina de apreciar su gusto y el estilo de la ropa.
Aquí estáis ante el armario, en que no y es mucha ropa, ya que la mayoría de los muchachos es concedida a esto no por tanta atención, es a cuánta muchacha. ¡Ya que las muchachas tratan de atraer la atención por el aspecto exterior, y los muchachos tratan de gustar por el heroísmo y el valor!
¿Con todo? ¡No se pongan el chándal y los zapatos deportivos - le será conveniente, y a la muchacha gusta poco probable! Aunque el deportista, la cita – no el entrenamiento, y sois más rápidos la competición. Por eso tenéis que ser en el mejor vestido. Si queréis gustar sin embargo a la muchacha a primera vista, den la preferencia al estilo clásico de la ropa.
¡Pero no vale la pena exagerar! Tratando gustar muchacha, no debe poner la chaqueta. Que esto serán los pantalones y la camisa pura planchada. Los vaqueros se acercarán también, pero sólo sin rozaduras, los agujeros y las manchas. Más vale que en usted sea el cinturón hermoso. Los zapatos deben ser puros. La muchacha presta a esto la atención, como la heroína de la película "Moscú no les cree a las lágrimas". ¡Su exactitud gusta a la muchacha! Y bien, y si los tenéis que en algún sitio quitar, traten que los calcetines no sean agujereados.
¡No vale la pena ponerse los tonos brillantes! En ellos seréis parecidos más bien al papagayo. ¡Esto no gusta ni sus amigos, ni su muchacha! Pongan algo oscuro. Son preferibles los colores negros. En ellos pareceréis por la persona, tranquila y segura de él. ¡Y esto gusta mucho a las muchachas!
Lo mejor de todo ante el encuentro a aceptar y obligatoriamente aprovechar la ducha del desodorante o el agua de tocador. ¡No vale la pena abusar! A la muchacha gustarán los olores fáciles, que no empujan. ¡Estar seguros, si la cita pasa con acierto, se enamorará de este olor para siempre!
¡Y bien, y, claro, no lleguen tarde! La puntualidad es que gusta especialmente a las muchachas. Y aún más vale – traten de llegar los minutos a diez antes.
Como es debido todo premediten. Al encuentro se interesen obligatoriamente a la muchacha, donde desea ir. Si encoge de hombros en la duda, le propongan las variantes (no menos tres). Esto la debe gustar obligatoriamente. Comiencen el paseo del parque. Mediten la ruta así que a usted no era obligatorio usar el transporte. Luego muestren a la muchacha tales lugares, será visible de donde la ciudad crepuscular, su carácter romántico la debe gustar. Acabar el paseo se puede, habiendo pasado en la cafetería silenciosa, confortable.
¡Recuerden una regla – las muchachas no quieren a los charlatanes, y los chiticallas no gustarán aún más! Estén determinados con el justo término medio. Dialoguen. Respondan a las preguntas, los den que la muchacha sienta el interés en él.
Los hombres quieren contar de los logros, los éxitos, puesto que esto es la parte integrante de su vida. Sin duda, no calláis de esto y no tengan vergüenza de hablar sobre los objetivos y los planes. A las muchachas gustarán los muchachos más de constantes, y no los que se ha acostumbrado a seguir la corriente. Pero no olviden de lo que para la muchacha son importantes tales cualidades, como la sensibilidad, la atención, la preocupación. Que será para usted el gatito, que acariciáis. Que guste a la muchacha, no teman de hablarle los cumplidos. Cuando llegará la tarde, pregunten, si no se ha helado. Estando y mirando fuegos de tarde de las ventanas que pasan, se acerquen le detrás, toquen sus hombros. Esto gusta a la muchacha especialmente, será en el arrebatamiento, aunque no dará el tipo.
Por la variante mejor será emocional la conversación colorada viva al paseo que puede gustar a la muchacha. Tiene que hablar nunca la primera cita sobre tales cosas: sobre el sexo (la muchacha puede pensar que es necesario para usted de solamente de esto y); sobre las faltas; no debe hablar sobre lo que no le gusta; no vale la pena hablar especialmente mal sobre las personas y además emplear durante la conversación el léxico no normativo; sobre las enfermedades no es necesario hablar también. Es todo puede parecer tedioso y no gusta a la muchacha.
No tiene que llegar a la cita a la muchacha con el amigo, si queréis gustarla realmente. En primer lugar, la muchacha puede pensar que usted el cobarde, en segundo lugar, que con ella a usted es aburrido. ¡Si casualmente encontráis a los amigos, no vale la pena llamarlos dar una vuelta juntos! La muchacha quiere conocer sobre usted, y no sobre sus amigos. Además aspiráis para gustar a la muchacha y no para que sea admirada por sus amigos. Solamente con el tiempo podéis proponerle conocer más sus amigos próximos. Sin embargo si ha pasado sin embargo así que habéis encontrado a alguien, en seguida presenten a los amigos a la amiga, ella – ellos. Que no se haya quedado desapercibido.
Muy importante para la muchacha es lo que la pasáis directamente a la entrada. Esto gusta especialmente a las muchachas, esto lo que aprecian alto. De esto empezaban a olvidar cada vez más frecuente los caballeros modernos. ¡Sí, sí! ¡No remoloneen!
Gusta todavía, si decís a la muchacha, como a usted era agradable hoy con ella y que esperáis que se encontraréis obligatoriamente en el futuro próximo. Es sincero solamente, sin lisonja. No habláis sobre lo que la semana siguiente a usted el montón en la universidad o el trabajo, pero, así sea, escogeréis el minuto para encontrarse. Habitualmente este procedimiento dejan a la muchacha, y él, como el perro fiel, espera la orden. Es tan posible gustar a la muchacha.
¡ El primer beso! ¡Esto es muy importante también! ¡Él debe ser fácil y al mismo tiempo insistente, que hace alusión en lo que usted ahora - su diosa! Él debe tanto gustar a la muchacha que no quiera lavarse para no perder su gusto.
Se queden en sitio hasta que ante sus ojos no desaparezca su silueta hermosa. A las muchachas gusta. Acabarlo primero la cita es mejor agradable sms.
Y al día siguiente por el obligatoriamente mismo modo deseen a ella la buena mañana que esté segura – no habéis olvidado de ella. Después – depende de usted.
A la segunda cita se recomienda llegar con los colores. Para ya no gustarla solamente, sino también despertar en ella unos sentimientos más profundos.
¡Deseamos el suerte en este asunto difícil!
Lean también
Los nuevos artículos
Esto es interesante

Se ve así el ocaso en marse